La Balconada Revista

Mi foto
Valle de Lecrín, GRANADA, Spain
Revista y agenda cultural del Valle de Lecrín

domingo, 10 de abril de 2011

Juventud y política en femenino/YOUNG WOMEN IN POLITICS



Juventud y política en femenino
En las próximas elecciones municipales en Mayo, los partidos mayoritarios PP, PSOE, Izquierda Unida y el Partido Andalucista, han hecho una renovación de candidatos en muchas provincias andaluzas con una mayor presencia de jóvenes y mujeres. Es importante que las instituciones públicas sirvan de ejemplo a otros sectores de la sociedad. En El Valle, Yolanda Muñoz y Mar Palma, de 28 y 24 años, se presentan como candidata y tercera en la lista, respectivamente, por el Partido Popular. En Padul, Desirée Villegas, de 33 años, fue elegida por la Asamblea de su partido Izquierda Unida a ir segunda, aunque en los comicios de 2007 fue candidata y en la actualidad es concejala. En esta ocasión es otro joven el elegido por la Asamblea para representar a IU.
Desirée Villegas conceja de Padul. Foto: V. Sánchez
Yolanda con tan sólo 24 años, encabezó la lista en las últimas elecciones, comenzó muy joven porque piensa que “si quieres cambiar algo tienes que implicarte, porque criticar es muy fácil, pero si no te involucras no puedes conseguir esos cambios”. Yolanda aspira a “recuperar esas costumbres y esa vida que antes había en el pueblo, y que por desgracia se van perdiendo porque muchos jóvenes se tienen que ir a vivir fuera por falta de empleo”, afirma.  En ese sentido, Desirée cree que se debe apoyar las iniciativas que están surgiendo a partir de la llegada de jóvenes provenientes de la ciudad y que buscan una vida en contacto con la naturaleza “y que está proponiendo proyectos y recursos que pueden ser aprovechados por la gente de aquí para invertir esa tendencia de abandonar la comarca para buscar trabajo en otro sitio”. Algunas de estas personas “han comenzado a generar sus propios empleos de forma alternativa, gente que hace cultivo ecológico y que está abriendo pequeños negocios” añade. También las representantes del PP en el Valle quieren apoyar las “iniciativas de jóvenes para crear pequeñas empresas, que son las que crean empleo”, dice Yolanda.
Los pueblos que representan son muy diferentes; Padul ya ha tenido dos alcaldesas, por lo que la respuesta de la gente tampoco es la misma en sendos municipios. Mientras que Yolanda y Mar nos comentan que han tenido que sufrir incluso algunos comentarios machistas por parte de jóvenes, Desirée piensa que es precisamente con este colectivo con el que puede llegar a tener más comunicación “los jóvenes están como desencantados de la política, ellos te valoran mucho y lo bueno que tienen es que si te ven a ti, que eres  joven, les das cierta confianza”.
Aunque las ideologías políticas de sus partidos son muy diferentes las tres opinan que el relevo generacional tiene que venir por parte de un intercambio de conocimientos y experiencias entre mayores y jóvenes. “Debemos tener muy en cuenta que tenemos mucha población mayor que puede seguir siendo útil en la sociedad. Al igual que los jóvenes son muy importantes y tienen la fuerza y el cambio en las manos, sin los mayores, ese relevo no se puede hacer” afirma Mar. Implicar tanto a unos como a otros, y muy especialmente a los jóvenes resulta muy necesario porque piensan que a muchos jóvenes no les preocupa la vida política. Además Desirée opina que “los jóvenes no tienen esa conciencia de colectivo que son y que les permitiría que se organizasen para trasladar sus inquietudes y necesidades sociales”. Además, la concejala cree que “habría que conseguir implicarles más en la sociedad básicamente haciendo sus propias políticas, en empleo y en deporte, por ejemplo”. 
Yolanda Muñoz y Mar Palma, representantes del PP en El Valle.
Foto: V.Sánchez
No obstante, Yolanda y Mar apuestan por incentivar iniciativas empresariales y crear infraestructuras que faciliten el acceso tanto de jóvenes como de mujeres al empleo. Para eliminar barreras como el machismo creen que “la cultura es la vía para llegar a una situación equitativa, mediante un proceso de adquisición de unos valores más modernos y democráticos”. 
Por su parte, Desirée considera que el papel de la mujer rural es “importantísimo porque es la que lleva la economía doméstica, también la carga de trabajo, la que está más implicada socialmente en la vida del pueblo, sabe las necesidades del municipio pues es la que está involucrada con los colegios en los niños, la que se encarga de hacer las cuestiones con el ayuntamiento, la que va al médico y la que está en todo el tejido social del municipio, por tanto la que tiene más contacto con la realidad”. La portavoz de IU del Ayuntamiento de Padul critica que tanto instituciones como medios de comunicación nos ofrecen un modelo “de mujer trabajadora,  que además lleva la casa y se le exige que valga para todo” mientras no se difunde una imagen en la que los jóvenes, puedan obtener también ese modelo de hombre igualitario.
Además de ser mujeres, jóvenes y con estudios superiores, estas candidatas tienen en común que apuestan por la cultura y la educación como medio de romper esas barreras que aún quedan para lograr la igualdad. Sirven además, de modelo a otros jóvenes del municipio e incentivan el cambio generacional y la implicación de estos en el desarrollo de sus municipios. “Queremos que la gente venga aquí, que haya niños jugando por las calles como cuando era pequeña, que haya vida y convivencia en nuestras plazas, y que no seamos desconocidos siendo vecinos. La calidad de vida que hay aquí no la tienen ni jóvenes ni mayores en la ciudad. Además, estamos en un paisaje único que hay que potenciar, queremos dar un impulso a estos pueblos”, declara Yolanda.





YOUNG WOMEN IN POLITICS
There is a greater presence of young candidates in the PP, PSOE, Izquierda Unida, and Partido Andalucista, parties for the municipal May elections in Andalucia, than before. It is important that the public institutions serve as an example to other sectors of the community. In the Lecrin Valley, Yolanda Muñoz 28 and Mar Palma 24, third in the running, are representing the Partido Popular. In Padul, 33 year old Desiree Villegas was elected in second place by the assembly of, Izquierda Unida although in 2007 she was a candidate, and is currently the Youth and Culture Counsellor in Padul. On this occasion another young person has been elected by the assembly to represent the IU
Yolanda Muñoz. Photo: V.Sánchez

Yolanda at only 24 topped the list in the last election. She began her political career at a very young age because she thought that if you want to change things you have to become involved. “It is easy to criticize but if you do not get involved you can’t achieve change”, she said. Yolanda hopes “to recover the traditions lost, due to the young people moving away to find employment, and to resurrect the way of life that the village enjoyed in the past.”
 Desiree thinks that we must support initiatives emerging with the arrival of the young people who come seeking a life in the countryside. She is proposing a number of projects and various resources in order that the people here can reverse the trend of abandoning the region to find work. Some of these new incomers have begun to generate their own alternative form of work; organic farming, and opening small businesses. Yolanda added that the representatives of the PP here in the Valley want to support the young people in the creation of small business initiatives that will in the future help to create employment.

The towns that these women represent are very different. Padul has already had two female mayors so in general the attitude there is somewhat different. While Yolanda and Mar tell us that they have had to suffer sexist comments from some young people, Desiree thinks that it is precisely with these planned projects they can reach a better understanding,” the young people are disenchanted with politics. However they will learn to value it if given the impetus, given confidence, by us going to them”.

Although the political ideologies of these parties are very different, they agree that the generational change has to be an interchange of knowledge and experience between the old and the young. We must bear in mind that we have a large population that can continue to be useful in society. “Young people are very important, they have the power in their hands to change things, without them this change can’t occur,” declared Mar. This change must involve everyone but especially the young people who at the moment do not take much interest in politics. Furthermore Desiree thinks that due to the lack of a collective mentality the young people have no way of organizing and ordering their social concerns and needs. Furthermore the counselor thinks that they should become more involved in their own community, more involved in making their own political decisions; in areas like employment and sport.
Mar Palma. Photo: V. Sánchez

Yolanda and Mar are both committed to encouraging entrepreneurship and to creating an infrastructure that will help young people and women access work.  They believe that culture is the way to attain a level playing field and eliminate barriers like sexism; through a process of imparting more modern and more democratic values.

Desiree considers that the work of rural women is important because it leads the domestic economy. Their workload is more noticeable in village life; involved in the schools, with the children, in the council, at the doctor’s. They are involved with the entire social fabric of the community and therefore keep in touch with reality. The spokesperson for the IU del Ayuntamiento de Padul criticized certain institutes, like the media communications for offering a model for women workers but never broadcasting an image in which young people can also get this model of egalitarian man.
Besides being women, young, and highly educated, these candidates have in common the commitment to culture and education as a means of breaking down those remaining barriers to equality. They serve as a model for other young people in the region; to encourage change, to involve the young people of the community. ”We want the people to come here. We want to have the children playing in the streets as they did before. We want to bring life back to our streets and not to become forgotten and unknown,” Yolanda proclaimed.