La Balconada Revista

Mi foto
Valle de Lecrín, GRANADA, Spain
Revista y agenda cultural del Valle de Lecrín

jueves, 3 de febrero de 2011

En las nubes.../ On the clouds...


EN LAS NUBES...

Foto: Vanesa Sánchez
No hay ovnis en el Valle de Lecrín, aunque agluna vez le haya podido engañar su apariencia de lente y la forma de platillo que tienen las nubes lenticulares que a menudo se pueden ver en la comarca. Esto significa que se forman a una altura de entre 2000 y 5000 metros. Están compuestas por partículas de hielo y agua y para que podamos disfrutar de sus magnificas formas deben darse tres circunstancias, según Lorenzo Maciá, meteorólogo y funcionario de la Agencia Estatal de Meteorología.
La primera es el viento. Tiene que haber soplado viento proveniente de la costa granadina durante varios días y a gran altura hasta que por la aproximación de una borrasca o un anticiclón, éste cambia de rumbo. El motivo por el que suelen venir del Sur o suroeste es porque estas nubes tienen un segundo requisito: la humedad. El viento arrastra las partículas de hielo y agua y cuando se produce el cambio de dirección las nubes se quedan en la zona de sotavento de la montaña,  es decir la cara opuesta a  barlovento, que es la que golpea el viento. Su proximidad a las montañas, y por tanto a la superficie y el calor del Sol, provoca la condensación de las partículas de hielo y agua, y esto le otorga su forma esférica. Es entonces cuando interviene el viento que se cuela  por los resquicios de la montaña y actúa como un escultor dándoles el  particular aspecto de ovni.  Por eso, la tercera circunstancia necesaria es que tenemos que encontrarnos en un entorno montañoso para poder disfrutar de un espectáculo de la naturaleza que no se da en muchos lugares del mundo
Estas nubes de alto cúmulo o lenticulares, rara vez vienen solas, es por esto que veremos normalmente varias juntas y suelen tardar un día o incluso horas en formarse.
Las mejores estaciones para observarlas, son el otoño  y el invierno, en primavera es más raro verlas y en verano casi imposible, aunque depende del viento y la humedad durante la estación estival.  


ON THE CLOUDS...
(Free translation by Linda Morrison)
There are no UFO’s in the Lecrin Valley, although you may be fooled by the lens appearance and saucer-like shape of the lenticular clouds which can often be seen in the region. These clouds, also known as alto cumulus, are composed of a mixture of ice and water particles which form at a height of between 2,000 and 5,000 meters. And for us to enjoy their un-worldly display certain conditions must occur; according to Lorenzo Marcia, a local meteorologist at the Agencia Estatal de Meteorologia here in Granada.
Foto: Vanesa Sánchez
The formation of lenticular clouds requires a climate with a stable, moist, fast-moving wind and an area with tall mountains. The moist air is forced upwards as it travels over a mountain and if the temperature drops to dew point, moisture in the air condenses to form lenticular clouds in the lee of the mountain. The mountain acts like a sculptor, collaring the wind to create the unusual forms which so resemble UFO’s. A final requirement for us to enjoy such a spectacle is to find one of the few places in the world where this dramatic act of nature can be seen; we're lucky enough to live there in the Lecrin Valley.
These alto cumulus or lenticular clouds rarely appear singly. It is more common to see them in groups which can take hours or even days to form. The best seasons to see them are autumn and winter. In spring the sightings become rarer and in summer almost non-existent; although it does depend on the weather conditions