La Balconada Revista

Mi foto
Valle de Lecrín, GRANADA, Spain
Revista y agenda cultural del Valle de Lecrín

viernes, 27 de julio de 2012

Ensaladas en peligro de extinción


     
Texto: Vanesa Sánchez/ Fotos: Asociación Ecovalle
Los requisitos de un mercado como el hortofrutícola han propiciado que muchas especies de las huertas andaluzas estén en peligro de extinción. Gracias al trabajo desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad de Castilla La Mancha, unas 750 especies fueron rescatadas, de ellas, 300 eran variedades de tomates. Según publicaba la agencia EFE en 2011, Marta María Moreno, la profesora encargada de dirigir este proyecto,   aseguraba que durante el siglo XX se extinguieron entre el 90 y el 95% de las variedades autóctonas debido a la introducción de variedades modificadas genéticamente y que dan mayor rendimiento. Otro de los factores a los que apuntó Marta María, es que la mayoría de esas especies eran cultivadas por personas de avanzada edad.






El banco de semillas recuperado por la Universidad de Castilla la Mancha no es la única iniciativa al respecto. La Red Andaluza de Semillas es una plataforma de intercambio de variedades autóctonas que tiene el objetivo de proteger la biodiversidad del territorio.

A través de esta red, se ponen en contacto agricultores y cooperativas interesadas en la recuperación de variedades que de otra forma desaparecerían.
Este tipo de hortalizas resultan menos rentables frente a las que ofertan los supermercados debido a que son más frágiles. Sin embargo, la diferencia va más allá del valor medioambiental de esta actividad. El sabor y los nutrientes es un aspecto ya probado. Además, hay estudios como el elaborado por el Rodale Institute que han probado cómo a lo largo de los 20 años de cultivo en dos terrenos aislados entre sí, el que era trabajado de la forma convencional presentaba más dificultad y menos productividad en años de sequía, hasta un 31% en el caso del cultivo de maíz. En ciclos normales, la productividad era prácticamente la misma.

Las variedades autóctonas son más productivas en años de sequía

Si además, son variedades autóctonas, las plantas son más resistentes ya que son las que tradicionalmente se han cultivado y adaptado mejor a determinado clima y terreno. Esto se traduce en una utilización de los recursos más eficiente.
En Granada existen algunas variedades en peligro de extinción. Por lo general, se caracterizan por el gran tamaño, como son los tomates huevo de toro. Otras especies se encuentran en la misma situación debido a la dificultad que entraña su cultivo, como es la deliciosa patata ‘copo de nieve’ que crece en lugares de gran altitud de la geografía de la provincia.

La Asociación Ecovalle es una de organización que integra a agricultores y cooperativas ecológicas de la comarca del Valle de Lecrín y de la Costa Tropical. 


Esta plataforma tiene una amplia diversidad de productos de la huerta. Al estar asociados a la Red Andaluza de Semillas, han conseguido recuperar variedades de tomates como la ya mencionadas. También cultivan la patata Copo de Nieve y que es autóctona del Valle de Lecrín. Asimismo, disponen de otros productos hortícolas que se encuentran en fase de recuperación como ciertas variedades de pimientos, lechugas, coles, cebollas y maíz que ofertan en las cestas que venden a través de su página Web, en mercados locales o en redes sociales.

Los consumidores que se decantan por este tipo de productos a la hora de hacer la compra para el hogar, obtienen ingredientes de mayor calidad para su platos. Es por este motivo, que algunos restaurantes de la provincia suelen abastecerse a través de esta asociación.  Más allá del aspecto económico   y saludable, por su valor nutricional y de sabor,  optar por esta alternativa de consumo propicia el mantenimiento de un paisaje diverso y del propio patrimonio cultural de la zona de la que son originarias estas especies.